Encuentro Julio 2017

Una luz para las familias: 22 y 23 de Julio 2017

El encuentro se llevó a cabo en Guadalajara. Asistieron casi 200 personas entre expositores y asistentes.

Testimonios

¡Para nosotros, el Encuentro fue un regalo de Dios! Nos encantó conocer cómo hacen homeschooling familias con diferentes características y con años de experiencia; sus dificultades, aciertos, retos aprendizajes, y mucho más.

Agradecemos profundamente el aprendizaje sobre el enorme conocimiento que tiene Flor Montante (Familia bibliófila) de los libros, y de cómo incorporarlos para enriquecer el desarrollo de nuestros hijos. Tuvimos la dicha de contar con la valiosísima presencia de tres sacerdotes quienes nos animaron e instruyeron. Se trataron temas muy variados, desde tips prácticos hasta temas muy trascendentales y espirituales. Agradecemos también la oportunidad de conocer a otras familias y cerrar con broche de oro cada día con la celebración de la Santa Misa.

¡Muchísimas gracias a todos los que hicieron posible este Encuentro, especialmente a Guetty y su familia! ¡Que reciban un sinnúmero de bendiciones!

Familia Martínez Gámez


Somos la familia Ferrer Moreno integrada por seis hijos, papá y mamá; yo escuché en la radio la invitación que fue providencial para mi familia, ha sido una experiencia que cambió nuestras vidas por completo, sentimos el llamado en nuestro corazón, el cual lo ponemos en manos de Dios, y a comenzar con lo que nos toca. Creo firmemente que podemos salir adelante con la educación de nuestros hijos, a quienes más amamos. El encuentro con Mi Lámpara Encendida nos ha dado herramientas para seguir adelante en el camino.

Familia Ferrer Moreno


El Encuentro fue una experiencia que me llenó de ánimo y motivación. Conocer a mamás homeschoolers veteranas me conmovió e inspiró para tomar las riendas de la formación de mis hijos. Agradezco a Dios que me encontró con una comunidad tan bella, llena de amor y creatividad.

Gina Gargollo


Para nuestra familia fue la luz que estábamos buscando, porque cada tema fue muy emocionante, sentía que “sólo sé que no sé nada”; para mí fue nuevo, aunque tenía nociones de algunos temas; sinceramente, mi esposo y yo decidimos aprender con humildad y créeme que Dios se hizo presente, porque tuvimos mucha sensibilidad al escuchar los temas, cuando todo terminó en el lugar del Encuentro yo salí llorando de gusto y es indescriptible la sensación de saber que, a pesar de que eran tan difícil la decisión que íbamos a tomar, nos sentíamos acompañados por ustedes, los que ya viven esa experiencia y, primeramente, por Dios y su madre María, pues nos quedó claro que sin ellos no podríamos emprender ningún proyecto (menos aún de familia), porque también, nuestra meta desde que nos casamos fue pedir su guía para caminar hacia la santidad, pero ha habido tropiezos. Creo que hoy, con todo lo que aprendimos en el Encuentro, nos volvimos a encarrilar, gracias por tu “sí” para organizar este súper evento, si organizas otro me apunto para apoyarte, porque también me gusta el mitote ji,ji,ji,ji.

Raquel Camacho


Nos ayudó a conocer la experiencia de otras familias que hacen homeschooling. Nos ayudó a decidir para hacer nuestro homeschooling. Nos dio una esperanza de Fe y de vida cristiana, que sí se pueden llevar en estos tiempos. Estamos muy agradecidos por haber podido participar en esta experiencia.

Gracias por tu tiempo y dedicación Guetty.

Con mucho cariño Alex Rojas y Rita Radillo


Una reunión que fue guiada por el Espíritu Santo para Gloria de Dios, en donde nuestros temores y dudas sobre el homescooling se disiparon por completo, y nos llenamos de una energía divina.

Familia García Navarro – Tampico


Soy mamá homeschooling de 6 hijos, contenta por iniciar una mayor convivencia con mis hijos y construir juntos un proyecto que nos ayude a desarrollarnos. Empezar esto, desde el momento de tomar la decisión, implicó incertidumbre, miedos… Haber asistido al Encuentro fue un regalo de Dios, primero por permitirme conocer familias comprometidas y con intereses comunes que, al compartirnos su experiencia, sirvieron de motivación y ejemplo.

Los temas que se trataron fueron diversos, pero de alguna manera tenían como centro preguntarse por nuestro papel de padres: buscar transmitir a Dios como centro y fin de nuestra vida a nuestros hijos y buscar un desarrollo armónico en donde el conocimiento de la Verdad, la Bondad y la Belleza juegan un papel fundamental, buscando siempre un trato cercano de amor, afecto y confianza, donde nuestros hijos, se desarrollarán de manera armónica y disfrutarán de este proceso.

En el caminar de este proyecto, siempre se necesita el apoyo de familias que estemos compartiendo de alguna manera nuestras experiencias, alegrías, retos, dificultades… Tener la oportunidad de compartir las experiencias, como lo fue el Encuentro, estoy segura que me permitirá, cada vez, tener más herramientas y apoyos para disfrutar este gran regalo de Dios, educar y convivir con el tesoro de nuestra familia.

Yolanda González


Realmente me sigo sintiendo muy dichosa de haber participado en el Encuentro “Una Luz para las Familias”, yo pensé que este tipo de encuentros solamente se hacían en Estados Unidos y que en México no encontraría algo así. Somos una familia de 5 y nos aventuramos a ir al encuentro. A mi esposo y a mí, nos atraían mucho los expositores y los temas a tratar, ya que a pesar de investigar mucho sobre homeschool, siempre hay algo nuevo que aprender y nosotros ¡queríamos seguir aprendiendo!

Y así fue, porque mi familia recibió más de lo que creíamos, no sólo en conocimiento, ¡sino en amistad! Dios estuvo ahí presente en cada exposición y en cada expositor que, aunque trataban temas diferentes, todos coincidían en la importancia de ciertos conocimientos y conductas esenciales para que con inteligencia nuestros hijos puedan defender su fe. Al darles preparación académica y espiritual como padres, no nos podemos permitir decir “yo no sé o yo no puedo”, ya que siempre podemos aprender junto con nuestros hijos.

Nosotros también tuvimos la oportunidad de asistir a los talleres de Teología del Cuerpo durante esa semana y ¡de verdad que valió la pena el esfuerzo!, todo lo aprendido en esos días fue oro para nuestra familia.

También quedamos sorprendidos de la organización, ya que eso permitió que todo se diera en tiempo y forma, según el programa, pero gracias principalmente a Guetty que trabajó junto con su familia, ¡wow!, Dios la inspiró y le dio fuerzas.

Estoy muy agradecida con ella y con Dios por la oportunidad de que mis hijos y nosotros conociéramos nuevos amigos con muchas cosas en común (ya que como muchas otras familias tuvimos que viajar para poder asistir), especialmente, a la hora de la comida, pues compartíamos mesa con personas de otras ciudades… ¡extrañamos estar ahí! Y la comida estuvo riquísima.

Y la dicha de asistir a una Misa Tridentina fue maravillosa y enriquecedora para nuestros niños, hasta la despedida, al salir de Misa, fue larga ¡porque no nos queríamos ir!

¿Cuándo es el siguiente encuentro, Guetty?

Familia Almanza Peña


El Encuentro del homeschooling católico que organizó Guetty fue de verdad plan de Dios. El ambiente fue de gozo, hermandad y unidad. Tuve la bendición de ver cómo se fue armando desde su concepción y, ¡qué alegría llegar y ver cómo esa idea se hizo realidad!

Algo que comenté al final, en una de las últimas presentaciones, fue que ninguno de los expositores sabíamos qué iban a decir los demás… y, sin embargo, ¡pareció como si nos hubiéramos puesto de acuerdo! No cabe duda de que la armonía del mensaje, durante el fin de semana, es la confirmación de que ¡fue obra de Dios para edificar y fortalecer a las familias católicas homeschoolers!

Ah, y también descubrí que Guetty tiene increíbles habilidades de organización y mucha creatividad, ¡gloria a Dios!

Xhonané Olivas


El Encuentro me gustó mucho, fue un tiempo dedicado a conocer, crecer y fortalecerme más para desarrollar mejor mi misión de madre educadora en el hogar. Igualmente, para mis hijos, para que ellos conocieran que hay más familias, más niños que también hacen escuela en casa, así, puedan buscar la unión e integración. También fue una gran oportunidad para encontrar familias que tienen el mismo interés: aprender más, amar y servir mejor a Dios. Y darnos cuenta de que no estamos solos, que hay muchas más personas, más familias que se van uniendo a esta misión que tenemos todas como madres educadoras de nuestros hijos. Pues queremos educar familias con grandes principios, con grandes valores, que den un ejemplo a la sociedad y ser como esa semillita que vamos a dejar en el mundo, en nuestros hijos, para poder servir mejor a nuestra sociedad. Y de esta manera, apasionarlos por el amor de Dios, para que cada día vayamos ganando méritos para llegar al Cielo.

Ruth Cohen


Fue muy enriquecedor aprender de las experiencias de otros papás que han vivido el homeschooling por más años. Disfruté en particular la plática del Doctor Armando, que nos habló de las virtudes de las familias felices. Son estos mismos valores los que se desarrollan en las familias tradicionales Cristo céntricas. El camino en Cristo puede ser solitario, nos gustó conocer otras familias que buscan la santidad para sus hijos.

Verónica Arellano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *